Páginas vistas en total

lunes, 31 de enero de 2011

UN SOMRIURE


El millor regal que es pot donar, que es pot rebre, el millor remei contra la tristesa, per sortir endavant, per estar alegre… és el somriure.
Sí! Un somriure, un simple somriure. Pot semblar molt poc, però val molt..!
T’aixeques de bon matí, és dilluns i estàs cansada, has dormit poc, penses en tota la setmana que tens per endavant i en la duresa del dia que es presenta, t’enfonses i et deprimeixes...
Segueixes. Cada cop estàs pitjor. Estàs encara més trist, vols desaparèixer del món, vols fugir... i simplement, un somriure t’ajuda a seguir, sense pensar en què passarà, en què diran. T’ajuda a adonar-te que la vida és un regal que no es pot desaprofitar i que els errors són positius, ja que d’ells se n’aprèn.
Amb un somriure veus que s’ha de viure el present, sense pensar en el que va passar en un passat, en el que passarà en un futur...
Dia a dia, els petits somriures es van sumant i van creant poc a poc un gran mar blau immens d’aigua que porta immensa felicitat, que et fa creure en cada instant i en els petits moments que tot és possible, que pots cridar, saltar, ballar, cantar, riure, gaudir... trencar els límits de l’alegria i la felicitat. Sents que ho pots tot!
T’oblides de totes les coses negatives que et fan mal, de les guerres, dels desastres que destrueixen famílies senceres... Te n’adones que en aquesta vida no es guanya res plorant pels racons, que sent optimista cantes victòria.
La vida és com una roda que gira i gira, i no deixa de girar. I si la vius trist, res tindrà sentit! Perquè s’ha de somriure sempre! De dilluns a diumenge, de gener a desembre, sempre! I si encara no en saps, ara és el moment d’aprendre-ho! Perquè aprenent s’ensenya i ensenyant s’aprèn.
Perquè somriure no és il.legal, perquè no està prohibit, perquè no es ven a cap botiga. Perquè un somriure té molt de valor. Perquè ho pots aconseguir! Somriu!
Blanca del Cacho Estil-les
15 años.

domingo, 30 de enero de 2011

EL LENGUAJE MUSICAL


Por lenguaje musical se entiende, objetivamente, una parte de la ciencia musical que estudia la lectura, asimilación e interpretación de las partituras en sí mismas. Es decir, cualquier músico experimentado podrá coger una partitura y leértela e interpretártela literalmente. Pero considero que hacer esto, sin más, es un aberración, un atentado contra la música y toda su espiritualidad que impregna a toda la persona. Me explico. Si coges una partitura y solo lees o interpretas en un instrumento las notas a compás y tempo, estás asesinando al maestro que en su día se inspiró y se rompió la cabeza para componer una bella melodía.

Estas tres palabras tienen mucho sentido y podría estar escribiendo durante un largo tiempo sobre compositores que "cogieron" el lenguaje musical y le cambiaron el orden de las palabras; lo llamaron el lenguaje de la música. El lenguaje de la música lo han tratado algunas personas. Lo que yo quiero  explicar sobre el lenguaje tiene relación con mi "ordinariez" de antes sobre asesinar al compositor. Si tú interpretas una partitura sin más lo que haces no tiene sentido; en cambio si tú interpretas la partitura y desde la primera nota sientes que su onda de sonido se expande por todo tu cuerpo hasta que te toca en lo más profundo de tu corazón, entonces, en ese preciso instante, es cuando empiezas a establecer conversación con el lenguaje de la música. No sabes cómo pero te hace sentir cosas que jamás habías experimentado antes.

Planteo que el lenguaje cuando habla a través del instrumento o voz, sus interlocutores (las personas que lo están oyendo y sintiendo en su fuero más interno) reaccionan y le contestan con lágrimas, con la piel de gallina y con la aceleración de sus pulsaciones. Se han dado casos de compositores maestros y famosos como Bethoven que, aún con alguna deficiencia física, al entrar en contacto con el lenguaje de la música sufren un estado de éxtasis que les transporta a otra dimensión que solo llegan los más privilegiados de Dios.

Con este intento de describir un fenómeno tan profundo, quiero resaltar que el lenguaje musical tiene dos partes: la física y palpable por los cinco sentidos, es decir, coger e interpretar una partitura sin más; o la segunda y mejor parte, la espiritual, la que nos toca los sentimientos y el alma.

LLuis Llorens Minguella
15 años

¿POR QUÉ ESTE BLOG?

Tengo cinco hijos que, por edad, están en la generación NI-NI: jóvenes entre 15 y 25 años que ni estudian ni trabajan. Alrededor de ellos está creciendo una generación de gente joven fuerte, con criterio propio, con una madurez superior a la edad que les corresponde, que sabe muy bien qué quiere y hacia dónde se dirige. ¿Por qué ha surgido una nueva ola de jóvenes que podríamos denominar generación SI-SI, en oposición a la NI-NI?

La ola NI-NI es el primer fruto de una educación basada en el tener en lugar del SER, con exceso de bienes materiales y con un vacío de bienes espirituales, es decir, de sentido de la vida. Todo ello aliñado por planes de estudio débiles, cambiantes, poco consistentes, donde los padres han abdicado de la educación de sus hijos trasladándola al profesorado, al mismo tiempo que les han quitado la autoridad..

La Generación SI-SI está creciendo en medio de esta mediocridad vital; ellos no cobran ningún sueldo, no producen escándalos, sus vidas son las propias de los jóvenes de su edad y, por tanto, no son noticia y nunca llaman la atención de un medio. De ahí este blog que hoy nace dedicado a todos ellos.

La generación SI-SI -que convive con la NI-NI- está repleta de ganas de vivir, tiene una sensibilidad exquisita para captar emociones, alegrías, sufrimientos y anhelos de su entorno, una madurez “prematura” porque la dureza del ambiente les ha hecho buscar lo bueno para ellos y rechazar lo que les aparta de su proyecto vital, un proyecto que se basa en la certeza de que hay otro estilo de vida, hecho de materia y espíritu, que es posible lograrla y que vale la pena vivirla.

Queremos que esta bitácora sea un altavoz para estos jóvenes que quieren recordar a los padres la importancia y la necesidad de la firmeza en la educación: ese "no" oportuno, esa "negociación" frente a un plan previsto, ese diálogo en el calor del hogar donde uno descarga su corazón y se siente escuchado y arropado por unos padres que no se cansan de acoger. Esa mirada de la madre o del padre que no solo está pendiente del expediente académico y del nivel de inglés, sino que –y sobre todo- mira al fondo de los ojos del hijo que tiene delante y sabe en qué momento afectivo está.

La generación SI-SI existe, es una realidad. Desde esta pequeña ventana os la iremos contando. Una vez los protagonistas serán los hijos y otra los padres, pero entre todos trataremos de transmitir que educar y dejarse educar hoy es no sólo posible sino una aventura apasionante de la que depende que nuestro mundo sea cada día un poco mejor.

Estos jóvenes tienen mucho que contar. Son "filósofos"porque, aunque nadie les ha dado aun el título, pretenden dominar el mundo de las ideas para que el mundo no les domine a ellos.

Carmen Minguella, Abogado, Máster en Matrimonio y Familia