Páginas vistas en total

domingo, 30 de enero de 2011

¿POR QUÉ ESTE BLOG?

Tengo cinco hijos que, por edad, están en la generación NI-NI: jóvenes entre 15 y 25 años que ni estudian ni trabajan. Alrededor de ellos está creciendo una generación de gente joven fuerte, con criterio propio, con una madurez superior a la edad que les corresponde, que sabe muy bien qué quiere y hacia dónde se dirige. ¿Por qué ha surgido una nueva ola de jóvenes que podríamos denominar generación SI-SI, en oposición a la NI-NI?

La ola NI-NI es el primer fruto de una educación basada en el tener en lugar del SER, con exceso de bienes materiales y con un vacío de bienes espirituales, es decir, de sentido de la vida. Todo ello aliñado por planes de estudio débiles, cambiantes, poco consistentes, donde los padres han abdicado de la educación de sus hijos trasladándola al profesorado, al mismo tiempo que les han quitado la autoridad..

La Generación SI-SI está creciendo en medio de esta mediocridad vital; ellos no cobran ningún sueldo, no producen escándalos, sus vidas son las propias de los jóvenes de su edad y, por tanto, no son noticia y nunca llaman la atención de un medio. De ahí este blog que hoy nace dedicado a todos ellos.

La generación SI-SI -que convive con la NI-NI- está repleta de ganas de vivir, tiene una sensibilidad exquisita para captar emociones, alegrías, sufrimientos y anhelos de su entorno, una madurez “prematura” porque la dureza del ambiente les ha hecho buscar lo bueno para ellos y rechazar lo que les aparta de su proyecto vital, un proyecto que se basa en la certeza de que hay otro estilo de vida, hecho de materia y espíritu, que es posible lograrla y que vale la pena vivirla.

Queremos que esta bitácora sea un altavoz para estos jóvenes que quieren recordar a los padres la importancia y la necesidad de la firmeza en la educación: ese "no" oportuno, esa "negociación" frente a un plan previsto, ese diálogo en el calor del hogar donde uno descarga su corazón y se siente escuchado y arropado por unos padres que no se cansan de acoger. Esa mirada de la madre o del padre que no solo está pendiente del expediente académico y del nivel de inglés, sino que –y sobre todo- mira al fondo de los ojos del hijo que tiene delante y sabe en qué momento afectivo está.

La generación SI-SI existe, es una realidad. Desde esta pequeña ventana os la iremos contando. Una vez los protagonistas serán los hijos y otra los padres, pero entre todos trataremos de transmitir que educar y dejarse educar hoy es no sólo posible sino una aventura apasionante de la que depende que nuestro mundo sea cada día un poco mejor.

Estos jóvenes tienen mucho que contar. Son "filósofos"porque, aunque nadie les ha dado aun el título, pretenden dominar el mundo de las ideas para que el mundo no les domine a ellos.

Carmen Minguella, Abogado, Máster en Matrimonio y Familia

8 comentarios:

  1. Carmen... y ese pequeño corpúsculo que parece que va a salir del anonimato. Os deseo MUCHAS PALABRAS, todas las que necesitéis para que estos jóvenes tengan VOZ ... para que sus puntos de vista y sus proyectos vitales salgan a la luz. Tienen mucho que decir. Son cabezas y corazones con un norte claro. Difícil de encontrar...pero ¡existen!. Gracias por meterte siempre en todos los "fregaos" que valen la pena. Un petó: Sunsi

    ResponderEliminar
  2. Yo no estoy tan de acuerdeo en que este matiz Sí-Sí /ni-ni pertenezca únicamente a los jóvenes. Me codeo a diario con personas de mi edad (37) o mayores con la cabeza tan vacía de principios como una lata de hojalata. Sú única motivación es llenar la nevera y sus hogares con aparejos electrónicos, y su máxima aspiración, hacer viajes transatlánticos. Pero son incapaces de ver las noticias con un mínimo de criterio, ni leer un periódico que no sea local. Y luego, depositan sus papeletas en las urnas como borregos, al son del color de moda.

    En fin, yo vengo aquí a empaparme de la frescura de esta gente que me recuerda tanto a mi juventud. Y pedí ser su madrina, así que espero que algún día me dejen meter baza...

    ResponderEliminar
  3. No quiero ser pelotas, pero estoy totalmente de acuerdo con Ana. La generación NI-NI abarca, tristemente, mucho más de lo que pensamos.
    Yo también quiero ser,compartir y aprender con la generación SI-SI.
    Me encanta este proyecto del cual, seguro que todos aprendemos.
    Un bico petonero...jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Soy Carmen, la mama de los ni-ni que son si/si y no puedo estar más de acuerdo con vosotras de que hay gente a partir de los 25 que son nininini....
    De donde creeis que salen?, porque luchar para que no lo sean es más cansado que solo tener la preocupación de llenar la nevera. Mil gracias por vuestra aportación. Bona nit

    ResponderEliminar
  5. Antes de irme a dormir quiero dar las gracias a mi AMIGA SUNSI porque sin ella este blog ya estaría muerto al mes de nacer. Gracies Sunsieta i no et faré enfadar mes. T'estimo.

    ResponderEliminar
  6. Blanca, Madre Elvira dice que la sonrisa es poner el corazón en la cabeza....lo cura todo.

    ResponderEliminar
  7. Carmen... ¡¡¡hala!!! Pero si no me he enfadado... ¿Quién se puede enfadar contigo,hija mía, que vas como un ventilador, embarcada en no sé cuántas historias y el turbo puesto? Y encima, con la santa paciencia de hacer "mandonguillas" para cenar... jajajaja

    Jo t'estimo com una germana. Ja ho saps.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena por esta iniciativa.
    Totalmente de acuerdo en que la etiqueta ni-ni se puede poner más allá de una edad... pero prefiero quedarme con estos jóvenes de menos de X que sí hacen cosas, y que su energía y sensatez hace que quienes creemos, vivimos y trabajamos por y para la educación de ellos pensemos que de algo sirve.
    Un placer conoceros,

    ResponderEliminar